Análisis

Pedro Landero, un ícono de corrupción y cinismo.

Pedro Landero López, violó todas las leyes posibles. Destruyó la poca confianza que los nacajuquenses tenían hacia el Partido de la Revolución Democrática. Hizo de su trienio una tragicomedia para el olvido y de su figura un icono de corrupción y cinismo.

Por todo ello, tal como lo había anunciado Francisco López Álvarez, el nuevo presidente municipal de Nacajuca, interpondrá demanda ante el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE) y la Fiscalía General del Estado, en contra de su antecesor.

A quien acusa de heredarle un millonario adeudo de energía eléctrica con la Comisión Federal de Electricidad (15 millones 278 mil, 81 pesos), así como laudos laborales por el orden de los 151 millones, 340 mil, 643 pesos.

Sin contar las obras inconclusas que dejó, el desvió de los recursos provenientes de la federación, específicamente de la CONAGUA, así como deudas con proveedores.

Lo que hizo Landero no es poca cosa, toda vez que como lo advirtió “Pancho” López, ante el saqueo y la irresponsabilidad administrativa, existe la posibilidad de que las autoridades procedan al embargo de las cuentas bancarias del Ayuntamiento, dejando a esa administración en una situación alarmante y en un deplorable estado de indefensión.

Ante tal desaseo, los asesores jurídicos de “Pancho” López, afirman que buscarán imputarle delitos como el de operaciones con recursos de procedencia ilícita, fraude, asociación delictuosa, incumplimiento de la función pública, ejercicio indebido de funciones, tráfico de influencias, peculado, defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito y uso de documentos falsos.

La intención es incautarle las propiedades, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para que de esa forma devuelva lo que es del pueblo; para ello, el edil pidió a la Fiscalía que realice las investigaciones pertinentes, a fin de que paguen todos sus secuaces, entre ellos amigos, familiares, empresarios y colaboradores.

El Director del Jurídico del Ayuntamiento, Juan Hernández Pérez, detalló que el ex alcalde perredista, cometió delitos del orden federal y estatal, al falsificar firmas de funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad.

Además de emitir pólizas de cheques y fianzas apócrifos, así como adjudicarse terrenos propiedad del gobierno municipal (un acto tipificado  en el Código de Procedimientos Penales del Estado), con esas acusaciones no solo lo evidenció como un maestro de la corrupción, sino que lo acorraló por la vía penal.

Risiblemente, como si la opinión pública no tuviera memoria, más en un municipio tan pequeño como ese, Pedro Landero se defendió afirmando que sus múltiples propiedades y extensa fortuna, son herencia de su padre y no producto del saqueo. Pura basura sale de su boca.

Desafortunadamente para él, la cosa no es tan simple, toda vez que tanto la Fiscalía como el Órgano Superior de Fiscalización, se encuentran revisando gruesas carpetas, en donde se ventilan una serie de transacciones millonarias realizadas por el ex alcalde en su figura presidencial.

Ejemplo de su escandalosa corrupción se encuentran los 8 millones 600 mil pesos que Gustavo Cabrera Falcón, le proporcionó a cambio de que le cediera varios espacios de áreas verdes en el Fraccionamiento “Pomoca”, para uso particular.

Ahora bien, los rastros de su corrupción no son para nada nuevos, siempre estuvieron ahí, esperando a que alguien no solo las viera, sino que los denunciara. De hecho, el OSF todo el tiempo lo ha sabido.

Es más, como en Vanguardia se denunció en su oportunidad una y otra vez, todos los alcaldes emanados del Partido de la Revolución Democrática siempre actúan sin vergüenza, a sabiendas de que cuentan con la protección del patriarca, Juan Manuel Fócil Pérez.

Cabe recordar que el 10 de diciembre de 2014, 40 ex trabajadores municipales ratificaron una demanda penal, asentada en la averiguación Previa No. DG1-1515/2014 por abuso de autoridad, lesiones, robo con violencia y amenazas, en contra de él.

Actos que ocurrieron cuando Landero mando a 180 agentes de Seguridad Pública, a reprimirlos, cuando los denunciantes realizaban una manifestación pacífica a las afueras del Palacio Municipal, exigiendo el pago del laudo laboral 123/2008, equivalente a unos 49 millones de pesos.

El representante de los trabajadores, Javier Lanz Reyes, explicó que el “maestro” Pedro Landero dio la orden de violentarlos, por lo que armados con armas de grueso calibre y comandados por Miguel López López, primo hermano del ex presidente, fueron agredidos sin piedad, mandando a una fémina manifestante al hospital con heridas en la cabeza.

Cabe destacar que en la demanda también fueron incluidos Miguel González, quien se desempeñó como Jurídico del Municipio, José Francisco Jiménez López, ex Director de la Policía Municipal y el propio Miguel López, Coordinador de esa corporación, quienes siempre actuaron como brazo ejecutor del ex edil.

 

Consecuencia de esa lucha laboral, también enfrentó una demanda por desacato ante el Tribunal Colegiado en Materia del Trabajo del Decimo Distrito,  presentada el 23 de diciembre del 2014, en donde se promovía su destitución por incumplir con el pago del laudo.

Por eso no puede decirse que Pedro Landero es un astuto hampón ¡claro que no!. En manos del Fiscal, José del Carmen López Carrera está el dar todos los elementos necesarios para asestarle un golpe de la justicia, a alguien que le vale un “comino” la ley.

En esa tarea, no debe olvidarse que el 27 de junio del 2015, los habitantes del Fraccionamiento “Pomoca”, interpusieron un amparo federal para evitar que se derribaran más de 50 árboles que se encontraban en el área verde del conjunto habitacional, pretextando la construcción de una cancha de uso múltiple.

En aquella ocasión, Efraín Rodríguez León, asesor jurídico del Comité de Derechos Humanos de Tabasco (CODEHUTAB), explicó que los vecinos se opusieron a la orden mandatada por el ex edil, quien nunca obtuvo la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así  como la autorización de la comunidad, para perpetrar el ecocidio.

Con tales antecedentes, las acusaciones del nuevo alcalde no son para nada una sorpresa, sino consecuencia de la actitud inmoral y perversa del perredista.

En suma, tras las indagatorias de “Pancho” López, a raíz del proceso administrativo de “Entrega-Recepción”, se confirmó que durante su trienio (2013-2015), este presunto Maestro indígena, se dedicó a comprar ranchos, terrenos y casas, para vivir toda su vida como Virrey en un pueblo condenado a la miseria.

La traición a sus raíces campesinas, además del saqueo se debió a que conociendo la pobreza de las familias de Nacajuca, pagó obras a sus amigos empresarios por el orden de los 300 millones de pesos, pero estas nunca fueron concluidas, llevándose el dinero pero dejando el atraso en las Rancherías, según reveló el Contralor municipal del Ayuntamiento, Jesús López Perera.

Grave fue el asalto perpetrado por este “maestro de la corrupción”. Por ejemplo, de acuerdos a sus detractores compró un predio ubicado en la calle 2 de Abril en la Ciudad de Villahermosa, con un valor aproximado de 5 millones de pesos.

Aunado a ello, se sabe que adquirió un rancho de 40 mil metros cuadrados, ubicado en la Ranchería, Vicente Guerrero, en Jalpa de Méndez, valuado en alrededor de 20 millones de pesos.

Incluso, también se descubrió que  le donó a Lila María Lutzow Córdova, un predio ubicado en el Fraccionamiento “Pómoca”, a cambio de que le pagara un adeudo a la CFE por 3 millones de pesos. Un saldo que nunca se realizó, más el predio sí voló.

Para darnos una idea más clara de la irracional corrupción de Pedro Landero, hay que decir que el OSF inicialmente le descubrió malos manejos por el orden de los 25 millones, 180 mil 13 pesos y 46 centavos.

De los cuales con ayuda de su protectores del PRD, logró solventar un poco más 18 millones de pesos, quedando pendientes de comprobar, en qué se gastó seis millones 872 mil 212 pesos y 23 centavos.

En la revisión efectuada al proyecto de Construcción de la Red Eléctrica Aérea de media Tensión, ubicada en la Ranchería “Corriente” 1ra Sección y que llegó hasta la Ranchería “El Zapote”, en el Fraccionamiento “Pepe del Rivero”, cuyo costo fue de dos millones 455, 340 mil pesos, se detectaron que el edil quiso cubrir su fraude con copias fotostáticas de varias pólizas de egresos (3117) y órdenes de pago como la No 5857, fechada el 28 de noviembre.

El cochinero tiene dimensiones desproporcionadas. Hoy se sabe que la mayoría de las obras ordenadas y pagadas por él a sus grandes amigos y cómplices, se hicieron sin el menor pudor, actuando no en la clandestinidad, sino a campo traviesa, ante los ojos de todo mundo.

Ejemplo de ellos fue la rehabilitación de aguas negras y pavimentación asfáltica en la Ranchería “Libertad”; así como la Calle “Pejelagarto en el Fraccionamiento “La Selva”; en la Selva, sector (La Pera).

En esas “obras” se realizaron actos de corrupción que van desde la falta de la carta compromiso por parte de las empresas, comprobantes fiscales de la misma, por lo que se presume que no existían como tal, sino operaban como “prestanombre”, en favor de los interese del ex edil, toda vez que no contaban con su declaración anual ante la SHyCP del ISR y el IVA. En fin.

Tan evidente era el saqueo que los Regidores se negaban constantemente a firmar las Actas del Cabildo, en donde supuestamente se aprobaban los contratos.

Por ejemplo, en el 2015 el Tercer Regidor, Judith López Hernández y la décimo primer regidor, Delfina del Carmen Gutiérrez Gutiérrez, no firmaron el acta No 35, en tanto que en octubre, Florinda Álvarez Jiménez; Miguel Sebastián Méndez Ramírez; María de los Ángeles Días Hernández; Irma López Gómez, Delfina de Carmen Gutierrez G. y Nicanor López Tosca, no estamparon su firma en el acta No 38, prácticamente nadie y aun así, el edil la declaró válida. Y así ocurrió en las actas 41,42,43, 45.

Es cierto, la administración del “Maestro de la Corrupción” acaba de concluir; sin embargo, su calvario recién inicia. Bastará que “Pancho” López cumpla su palabra y finalmente éste perredista inmoral, aprende una lección de parte de la justicia. Vanguardia.

https://www.vanguardiatabasco.com/wp-content/uploads/2016/01/espacio.jpg
1 Comentario

1 Comentario

  1. maria concepcion gamas vazquez

    mayo 23, 2016 at 9:37 pm

    a grandes rasgo le doy una leida a este periodico y puedo observar el saqueo que hacen los funcionarios directores, presidentes municipales hasta porque no decir el que representa el ultimo puesto o cargo del gobierno de nuñez y de todos los demas gobiernos que han habido han hecho lo mismo por eso ya saben todos el mimsmo camino a seguir se pelean los cargos porque descaradamente saquean al pueblo de tabasco y la ley no se les aplica esta de parte de ellos porque pagan una pequeña multa y salen para seguir en lo mismo. por eso exorto al pueblo de tabasco no se dejen engañar es momento de un cambio hay que empezar con los vecinos, amigos y demas concientizar verdaderamente un cambio en quien se pueda poner algo de confianza porque todos son los mismo ya estamos cansados que nos sigan dando atol con el dedo ES HORA QUE LA SECRETARIA DE HACIENDA APLIQUE LOS CORRECTIVOS ADECUADOS MANEJE TODOS LOS INGRESOS POR DIVERSOS QUE SEAN Y ASI EL que represente un cargo se le dictamine una auditoria como fueron canalizados cada peso que le dio hacienda porque hay que recordar ese dinero es nuestro es nuestro dinero que nos roba la propia gente del gobierno y que no se hagan gueyes ya estoy arta que siempre lo mismo y lo mismo y no pasa nada es hora de ponerse las pilas porque nadie va ser nada por otro.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Calle: Belisario Domínguez No. 423, Col: Gil y Sáenz. Código Postal No. 86080 Tel: 315 49 96 Cel: 044 99 31 60 93 56 Correo: VANGUARDIA_JLCM@HOTMAIL.COM

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a esta página y recibir notificaciones de las actualizaciones.

Únete a otros 5 suscriptores

Todos los derechos reservados © 2016. Semanario Vanguardia Tabasco

Arriba