Opinión

Los “pequeños” negocios de Gaudiano Rovirosa

HANDICAP POLÍTICO

Plagiados y criminales  los programas del alcalde de Centro

Silvia Hernández Martínez

 

 

            Mientras el mundo se ocupa de la prevención para evitar más muertes por contaminación de aire y agua, así como de muertos por accidentes viales, y proyectan carriles para uso de las bicicletas, el ayuntamiento de Centro, Tabasco, hace todo lo contrario y ha puesto en marcha sus programas, plagiados de anteriores alcaldes, que resultan asesinos, porque la vida de miles de tabasqueños peligra, y no hay quien pare estos proyectos criminales que por capricho del alcalde, Gerardo Gaudiano Rovirosa, se ejecutan.

Gerardo Gaudiano Rovirosa no se ha conformado con los plagios que hay en el municipio, sino que hasta él se plagia programas y discursos, demostrando que carece de materia gris para gobernar el municipio, convirtiéndose así en el “Cepillín” de programas televisivos y diarios nacionales y la vergüenza para los habitantes del municipio.

Parece que sus constantes viajes fuera del estado, de los que no ha rendido cuentas con qué dinero se pasea; no han redituado nada al Centro, a excepción de los 40 botes de basura o focos de infección que le donó, porque se los pidió, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aunque la basura sigue por todas las calles de la ciudad.

 

Proyectos Criminales

Tabasco se encuentra dentro de las 10 entidades del país con mayor número de muertos por accidentes viales, en la ciudad por la falta de pasos peatonales o camellones, así como la pésima semaforización, los autos arriba de todas las banquetas que impiden el paso de peatones que arriesgan la vida a todas horas por tener que caminar por el arroyo, pero esto no le basta al suspirante al gobierno del estado, sino que acabó de quitar los camellones y paradas del servicio de transporte público de pasajeros en lugares donde es necesario como fue Paseo Tabasco y Ruiz Cortines, poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos.

Su prioridad es hacer de todas las calles de la ciudad, sólo para el transporte, al cual tampoco le fija paradas, esto porque él mismo lo dijo al presentar su programa de gobierno, le redituaría al ayuntamiento, ya que haría convenio hasta con las líneas camioneras que lleguen  de todas las carreteras federales.

¿Cuántos muertos más quiere el alcalde? Hasta en la Ciudad de México, se ha hecho un programa de movilidad para evitar que los autos maten a los ciudadanos, en Tabasco es lo contrario.

Otro proyecto homicida de los tabasqueños es el de la tala de árboles que ha emprendido en todas las avenidas, programa “fusilado” del que finalmente Jesús Alí de la Torre no concluyó, pero, eso sí, dijo que fueron 750 millones de pesos lo que había costado el “programa de embellecimiento de la ciudad”, que incluyó el famoso “Musevi”, pero que tenía previsto dotar de marquesinas a todos los negocios instalados en la avenida Paso Tabasco, para que la gente “no sintiera tanto el sol”.

Ahora, Gerardo Gaudiano, retoma el proyecto y derriba árboles, acabando con lo poco de “pulmón” que queda a Villahermosa; está ocupado en programas que eviten las muertes de personas por accidentes y contaminación; de allí los programas de movilidad que al mismo tiempo que ayudan a la salud de los ciudadanos utilizando bicicletas, desalienta el uso de automotores contaminantes.

“El Chelo” no se preocupa en lo mínimo por los ciudadanos de Centro, únicamente por sus intereses personales y los de sus  parientes y amigos, ¿por qué cree usted, querido lector, que está acabando con árboles y camellones de Paseo Tabasco en lo que ya corresponde a Tabasco 2000, cruzando la avenida Ruiz Cortines?

Es muy simple, el marido de la excoordinadora de Comunicación Social del gobierno del estado con Víctor Manuel Barceló y Roberto Madrazo Pintado, Ady García, hoy empleada de la Secretaría de Gobernación, es socio del propietario del Lienzo Charro, Manuel Ordoñez Galán, pues, le concesionó el restaurante, así pidieron al alcalde mejorar la vialidad a fin de que lleguen sin problemas los comensales.

Esto no es más que uno de sus “pequeños” negocios del Chelo, al que habrá que aumentarle el dinero que ha solicitado en empréstitos, pues no hay una sola obra de beneficio colectivo.

Y tanto desprecio siente El Chelo, Gerardo Gaudiano Rovirosa, que ni siquiera se casó con una tabasqueña, sino con una oaxaqueña; a él sólo le interesa el poder por el poder, llegar a la Quinta Grijalva, para que su suegro José Ramón Martel, operador político del candidato del PRI a la presidencia de la república, José Antonio Meade Kuribeña, tenga en Tabasco, más poder de lo que hoy ostenta.

 

Agua envenenada

 

            Y si todo lo anterior, no fuera poco para acabar con la vida de los tabasqueños, Gerardo Gaudiano, no sólo dota de agua potable los domicilios de vez en cuando, dejando morir de sed a la población, sino que tampoco es totalmente potable el líquido vital que envía a las casas, ya que incluso tiene color de lodo.

Esta agua “potable” no lo es tanto, pues carece el ayuntamiento de personal especializado en el manejo de las plantas potabilizadoras e, incluso, del drenaje como quedó demostrado con el trabajador que perdió la vida hace cerca de un mes cuando cayó al cárcamo que inspeccionaba.

El agua contaminada no sólo daña el organismo, sino también la piel de quien la usa, ya sea para bañarse o lavarse; la ropa la deja amarillenta en lugar de blanca, y ésta transmite las bacterias, pues el agua para estos usos no se hierve.

Y así con esa carencia de agua, el Chelo pretende seguir deforestando el municipio pese a que debiera saber que “la deforestación conlleva una drástica disminución en el suministro de agua a escala local y nacional. Asimismo, rompe el equilibrio climático a nivel regional e incluso planetario, lo cual exacerba la amenaza que representa el cambio climático global”, según explica Greenpeace.

.

Endeudamiento

 

            Según el exalcalde de Centro, Humberto de los Santos Bertruy, en el poco tiempo que lleva, Gerardo Gaudiano al frente  del ayuntamiento, éste ya endeudó a los habitantes con más de 170 millones de pesos, los que obviamente él no pagará.

Pero nadie sabe en dónde están esos 170 millones invertidos, ya que no hay una sola obra en todo el municipio y tampoco habrá para pagarlos.

 

Sus plagios

 

            Parece que el Chelo Gaudiano ya se acostumbró tanto a los plagios que se registran en el municipio por la inseguridad que priva aquí, donde los distintos delitos aumentan diariamente como el secuestro y hasta el tráfico de personas.

Pues bien, señala una definición que un buen político debe ser en sus discursos “breve, concreto, humilde y usar el más nosotros que el yo, yo”, sólo así podría ser un buen gobernante, local o nacional, pero parece que a Gaudiano, no sólo le da flojera  ser auténtico, ya que falto de experiencia, lo mismo que quienes lo asesoran, prefiere fusilarse los discursos como los que se ha plagiado que no son sólo dos sino muchos. Veamos:

El pasado 20 de noviembre de este año, dio “su” discurso sin ningún pudor ni recato, con toda la falta de respeto a los que lo escuchaban, entre ellos el gobernador, Arturo Núñez Jiménez, pensando en que igual que él, eran ignorantes los que se encontraban en el evento conmemorativo a la Revolución Mexicana, y soltó el discurso del presidente argentino Mauricio Macri.

Pero, no ha sido el único “fusil” o plagio de discurso, lo mismo hizo con uno del expresidente, Felipe Calderón Hinojosa, culpando a una tercera persona del discurso de Macri. De cualquier forma, Gaudiano Rovirosa, fue el que dio lectura. El único responsable de tal barbaridad fue él

Demuestra el joven alcalde que está muy lejos de ser un estadista, que sólo los plagios como en los programas viales de Jesús Alí y de autoempleo y producción del campo de Humberto de los Santos Bertruy, unos por malos y otros por buenos, le interesa al joven plagiar.

La Organización Mundial de la Salud, de la ONU, tendrá que intervenir para evitar más programas CRIMINALES. Vanguardia.

 

https://www.vanguardiatabasco.com/wp-content/uploads/2016/01/espacio.jpg
Comenta tu opinión

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Calle: Belisario Domínguez No. 423, Col: Gil y Sáenz. Código Postal No. 86080 Tel: 315 49 96 Cel: 044 99 31 60 93 56 Correo: VANGUARDIA_JLCM@HOTMAIL.COM

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a esta página y recibir notificaciones de las actualizaciones.

Únete a otros 6 suscriptores

Todos los derechos reservados © 2016. Semanario Vanguardia Tabasco

Arriba