Análisis

“No soy un híbrido en Morena”

“Aquí, en Morena, voy a lograr el objetivo que siempre me he planteado: algún día voy a ser gobernador de Tabasco”.

En entrevista con Vanguardia, Evaristo Hernández Cruz, habla sin pelos en la lengua y,  admite, no ser un iluminado de Dios, aunque—reconoce—que cree en Dios: “Porque todo lo que tengo, Él me lo ha dado”.

En la lucha política—que incendia cada día más a Tabasco— rumbo al 2018, uno de los protagonistas más recalcitrantes del estado se defiende y asegura: “Ni oportunista ni infiltrado”. “Sólo—subraya—un hombre que ha sabido defenderse, en la arena del quehacer político, con trabajo y responsabilidad”.

 

Vanguardia/Redacción

Desde su nueva trinchera, Evaristo Hernández Cruz, le responde a sus destractores: “No soy un híbrido en Morena”.

En la lucha política—que incendia cada día más a Tabasco— rumbo al 2018, uno de los protagonistas más recalcitrantes del estado se defiende y asegura: “Ni oportunista ni infiltrado”. “Sólo—subraya—un hombre que ha sabido defenderse, en la arena del quehacer político, con trabajo y responsabilidad”.

En entrevista con Vanguardia, Evaristo Hernández Cruz, habla sin pelos en la lengua y, admite, no ser un iluminado de Dios, aunque—reconoce—que cree en Dios: “Porque todo lo que tengo, Él me lo ha dado”.

Al aceptar que es un personaje afortunado—por el hecho de militar hoy en Morena—Hernández Cruz, ratifica sus creencias y—reitera—ser un hombre bendecido por Dios: “Porque me está dando una nueva gran oportunidad”.

“Aquí, en Morena, voy a lograr el objetivo que siempre me he planteado: algún día voy a ser gobernador de Tabasco”, afirma.

Insiste: “Voy a ser gobernador, hoy, mañana o pasado. Dios me va a permitir, José Luis, ser gobernador de Tabasco, y va a ser en Morena”.

A la espera, en la antesala de su interés político, sin que se decida a querer competir para la presidencia  municipal de Centro—se observa que su quimera es ir por la Grande—Evaristo Hernández,  fija sus metas y—sostiene– que él no ha marcado ninguna postura sobre su aspiración de querer ir a algún cargo de elección popular.

Perfila su  mirada sobre las “encomiendas” que le ha dado, Andrés Manuel López Obrador, y reafirma su compromiso –como coordinador de organización en el municipio de Centro de Morena—de trabajar casa por casa, en la afiliación partidista, e integrar la estructura del partido rumbo al proyecto 2018.

Una y tres veces rechaza la propuesta del entrevistador de definirse por qué cargo de elección popular irá (alcaldía de Centro o la gubernatura de Tabasco) y, de nuevo, EVA, rehúye el cuestionamiento para señalar que el proyecto más importante, hoy, es el país.

En una larga intervención, el exmunícipe de la capital tabasqueña, hila cada palabra resaltando la terrible crisis económica que vive México; el desempleo, la guerra de Calderón contra el crimen organizado, de los miles de muertos, de los secuestros, de los 80 millones de mexicanos que viven en la pobreza extrema: “Los que no tienen para comer porque sus salarios es muy raquítico”, ejemplifica.

Hernández Cruz, se adentra por los lugares más profundos de la miseria humana del país y nunca acepta—ni siquiera, un tantito—querer buscar ser alcalde del municipio de Centro; pero eso sí, reafirma su intención de que si, Andrés Manuel López Obrador, le pidiera ir a reforzar el estado de Baja California, Sonora, Sinaloa, cualquier otro estado: “Yo con gusto iría. Tengo las maletas preparadas para ir al lugar que él decida para ir a reforzar al partido”, resume.

El reportero trata de que el entrevistado atisbe su futuro e insiste en su cuestionamiento: El reloj corre, ya no hay tiempo, Evaristo, tienes prácticamente 12 años (tiene, actualmente, 56 años de edad; para el 2024, llegará a los 68) para ser gobernador; o es el 2018 o hasta el 2024. Tu reloj biológico sigue corriendo. ¿Crees tener el tiempo suficiente para cumplir tu sueño?

El politólogo piensa y lanza su mensaje: “No tengo prisa. Yo estoy seguro, José Luis, que Dios me va a dar la oportunidad de ser gobernador de Tabasco hoy, mañana o pasado”. Y con seguridad, vuelve a rematar: “Yo voy a ser gobernador  de Tabasco”.

“Creo—arguye– que lo más importante es que saquemos adelante al país; no es poca cosa que la situación que se vive hoy en México nos esté costado, a cada uno, perder un familiar, que nos lo secuestran, nos lo matan, en fin. Yo creo que por lo que tenemos que pelear es precisamente, por que cambie el país, para que cuando uno llegue a gobernar, tengamos un país en paz, en calma, en tranquilidad y, ¡claro!, podamos hacer las cosas a como las deseamos todos”.

El entrevistador, de plano, le habla claro y directo: Noto que no le quieres entrar al debate sobre tus aspiraciones políticas: ¿Cuáles son las razones?

Hernández Cruz, ni se inmutó. Quieto, pasivo, tolerante. Cada sílaba iba pensada, razonada y sin trastabillar, suelta: “En Morena, José Luis, hemos estado en diálogo permanente con el dirigente estatal, Adán Augusto López Hernández; con el presidente del Consejo Político Estatal, José Eduardo Beltrán Hernández, y algunos otros actores más. Para que nosotros, en Tabasco, logremos la gubernatura del estado, logremos ganar la capital del estado,  logremos ganar el congreso y, desde luego, que se gane la presidencia de la República,  en Tabasco, nosotros necesitamos estar en unidad”.

Abunda: “Necesitamos– en lugar de estar despedazándonos unos a otros–meternos al trabajo que se tiene que hacer, y seguir las indicación de nuestro dirigente nacional, de que vayamos integrando las estructuras en todo el estado, integrando las estructuras que son de donde van a  salir nuestros representantes de casilla, de donde van a salir los representantes generales, de donde van a salir quienes van a promover el voto cuando se dé el caso de la elección para los diferentes cargos de elección popular y, desde luego, en la promoción permanente de afiliación que se tiene en el partido”.

“… Por eso, nosotros tenemos que estar más que nada pegados en eso y en lugar de estar discutiendo a quien le va a tocar un cargo,  y a quien le va a tocar otro, debemos trabajar. Está muy cerca ya, José Luis, el proceso interno de los partidos políticos, de manera constitucional, empieza en diciembre, en los procesos internos, pero bueno, para esas fechas yo debo tener decidido sobre  en qué cargo debo participar”.

Agrega: “Los estatutos de Morena son muy claros; donde dice que quien quiera participar, estando incluso dentro o fuera del partido, hay una reserva del 30% de candidaturas para externos, y cualquiera que pida, o que solicite su registro para participar en una encuesta para determinado cargo de elección popular, el partido tiene la obligación de registrarlo”.

“Y, desde luego, hay diferentes métodos, pero el método más usual es el de las encuestas. Precisamente, ahorita, para seleccionar a los coordinadores de distrito local, federal, para elegir a los coordinadores municipales y federales, se está usando el método que Andrés Manuel, la usó cuando estaba en el PRD, y la sigue usando, aquí en Morena”.

“Quien encabece las encuestas para el cargo que se inscriba, ese es el coordinador en este caso, y cuando vengan ya las elecciones internas, quien para lo que tú te inscribas, dicen los estatutos, si tú encabezas las encuestas, tú eres el candidato”.

Añade más adelante: “Llegará el momento en que me siente con mis amigos, con mis compañeros, los que me hacen el favor de ayudarme, y decidamos hacia donde debemos caminar, para que me inscriba yo, para que me mida; pero sí te aseguro, José Luis, yo voy a participar en el proceso interno, y voy a ser candidato a algún cargo de elección popular en Morena. Eso es parte, también, de lo que estamos trabajando”.

No admite ni rechaza que, –si se aplican los estatutos de Morena y bajo el método de encuestas—Adán Augusto López Hernández, en competencia abierta, podría ser rechazado, pero sí—reconoce–  que cualquier militante del partido se puede inscribir para el cargo que quiera.

Precisa: “Evaristo Hernández, quiere ser regidor, se inscribe para regidor; Evaristo Hernández, aspira a ser diputado federal, senador de la República, gobernador del estado, presidente municipal, se inscribe para el cargo que él elija en la contienda que se va a dar interna. Y, bueno, el partido tiene la obligación. Así lo dicen los estatutos, de inscribirte para lo que tú te inscribas, te someten a una encuesta; quién gane la encuesta, ese es el candidato”.

Al enseñar, orgulloso, se credencial que lo acredita como militante activo del partido Movimiento de Regeneración Nacional,(Morena), Evaristo Hernández  Cruz, rememora, brevemente, que fue—hace un año—en un acto público, en donde estuvo Adán Augusto López Hernández, que se afilió: “Y puedo participar—indica—como un militante más de Morena”.

El periodista aprovecha la coyuntura para, insistir: ¿Te vas a inscribir para candidato a la gubernatura? ¿Adán Augusto López tiene segura la candidatura?

Y Evaristo Hernández, aprovecha para asegurar: “En Morena, no hay apartados. En Morena—remacha– cualquier militante del partido se puede inscribir en la interna para el cargo que desee”.

Reitera que los estatutos de Morena son bastante claros y señala que: “Para lo que tú te inscribas, te inscriben, y tú vas a la competencia, tú vas a que te encuesten y,  si tú ganas las encuestas, tú eres el candidato”.

Diluye la pregunta con su respuesta al afirmar que Adán Augusto López: “Todavía no es el candidato de Morena para gobernador. Nadie lo ha dicho. Esa es la percepción que se tiene. Andrés Manuel, nunca ha venido a Tabasco a decir, este es el candidato. AMLO—puntualiza—es muy respetuoso de los estatutos; le interesa que sean los mejores hombres y las mejores mujeres los candidatos a cargos de  elección popular”.

Ante estos escenarios, el exdiputado local, se pregunta: “¿De qué te serviría  tener un candidato a un cargo que no tenga sustento, que no tenga base, que no tenga el apoyo de la mayoría de los ciudadanos?”. Se responde: “Simplemente vamos a entrar  a una competencia que no va a estar regalada donde, sin duda, hoy por hoy, en Tabasco y en el país, Andrés Manuel, tiene una enorme ventaja, sobre todo para ser el presidente del país, donde Morena a nivel nacional, y más a nivel estatal, tiene arriba del 55 o 60% de las simpatías de los ciudadanos, sin embargo, no es suficiente”.

Y agrega: “Vamos a entrar a una competencia donde los adversarios van a usar todos los recursos que tengan a mano para tratar de derrumbar ese porcentaje que tenemos de diferencia a favor”.

Y, a más preguntas; más remacha: “Nunca se ha hecho una declaración donde se diga que, Adán Augusto, es el candidato”.

A pesar del respaldo que ha recibido en público, Adán Augusto López, de su dirigente nacional, Hernández Cruz, sin contradecirse y sin querer aceptarlo, pone de ejemplo a uno de sus incondicionales: “Madián de los Santos Chacón, siempre lo he tenido a mi lado, ese hecho no implica de que si yo, ocupo un cargo de elección popular, él vaya a ser mi segundo; él está ahí”.

¿Tú crees que Adán Augusto López, no sea el hombre de AMLO? “No. Andrés Manuel López Obrador es un hombre democrático. Los pensamientos e ideales de AMLO, están en los estatutos de Morena, y él no va a variar en eso”.

“AMLO—asevera—se va a ir por lo que dicen los estatutos. ¿Qué preocupación puede tener, Andrés Manuel López Obrador, de venir a Tabasco, de ir a Chiapas, a  Quintana Roo, a imponer a alguien, y si ese alguien no tiene sustento en la base? ¿Cuál es la mejor forma de que tú midas a los demás?”.

“Bueno—añade– que se sometan a una consulta, que tú provoques que se inscriba todo el que se quiera inscribir, para que tú puedas tener una buena medición, y que sean las  o los mejores quienes te representen en la contienda que viene”.

Con énfasis, EVA subraya: “Que participe todo el que quiera participar, se va a ir a encuestas, y ya en la encuesta va a salir el mejor posicionado, el que tenga más trabajo”.

Hernández Cruz, rechaza que en Morena los dados estén cargados y enfático considera que las cosas se están dando como AMLO quiere que se den en Tabasco y, en todo el país. Además, se define, como un hombre que siempre ha simpatizado con Andrés Manuel López Obrador, porque siempre ha sido un político que  ha marcado la diferencia.

El hombre que se define como un irreverente al poder–¡Que no se puede quedar callado porque si lo haces se convierte en cómplice!—afirma que han existido una serie de delincuentes, (no da nombres, “pero los conocemos, en Tabasco”) que han llegado al poder para saquear al estado y a los municipios.

“Ahorita, precisamente, José Luis, venía yo escuchando, en un programa de radio a un dueño, director, gerente, no sé, de una distribuidora de gas, que se llama El gallito. Estaba acusando, públicamente, al alcalde de Jalpa de Méndez, que es del PRD, de que, para que le diera los permisos para poder vender gas, para crear fuentes de empleo en Jalpa de Méndez, le diera 100 mil pesos a la mano. Lo estaba acusando directamente: “El presidente municipal me llamó para decirme que yo no puedo entrar a vender gas a Jalpa de Méndez, sino le entrego 100 mil pesos a  mano”, recordó.

Hábil, diestro en la “cosa pública”, Hernández Cruz, curvea la respuesta cuando se le inquiere, de nuevo, sobre AALH ¿Acabará la farsa, la mentira, la simulación, corrupción e impunidad, si llega a la gubernatura el todavía dirigente estatal de Morena?

Esgrime: “Yo creo que todo mundo se va a apegar a los principios y al ideal de Andrés Manuel López Obrador, en Morena. Andrés Manuel López Obrador es un hombre honesto, es un hombre honrado a carta cabal. Hasta sus peores detractores, José Luis, que lo critican de todo, que le dicen de todo, pero coinciden en una cosa, Andrés Manuel López Obrador, es un hombre honesto, Andrés Manuel López Obrador es un hombre de bien”.

“Si llega a ser el presidente, todos los que ocupemos cargos de elección popular, sobre todo los que se encarguen de administrar dinero, van a tener que apegarse a los principios de Andrés Manuel López Obrador, al ideal de Andrés Manuel López Obrador, que es el ideal plasmado en los documentos que tiene el partido”.

Reconoce: “Andrés Manuel López Obrador, no va a jugar. Yo estoy seguro que, Andrés Manuel López Obrador, va a cumplir con lo que está prometiendo. Andrés Manuel López Obrador, dice que va a acabar con lo que más ha dañado a este país, que es la corrupción. Va a desaparecer completamente la corrupción de este país”.

Esto, ¿no es una utopía? Se le interroga y revira: “No. Mira, desgraciadamente nuestro país es regido por un solo hombre. Si ese hombre decide que este país debe de mejorar su calidad educativa, y se empeña en eso, se logra. Si ese presidente de la República, se empeña en que debe de mejorar la salud del país, mejora la salud del país  y, si ese presidente, se empeña, como Peña Nieto, en robar, en saquear el país, bueno, pues todo mundo coopera, todo mundo dice vamos a entrarle. Que a todo dar que este presidente permite que robemos todos”.

“…Y todo el mundo se puso a robar, y están robando, gobernadores, alcaldes, diputados locales, federales. Todo mundo se metió al saqueo del país, empresarios, incluso. El día que haya un presidente del país que diga: vamos a cambiar la historia de México, no voy a robar, no voy a permitir que roben mis secretarios; desde ahí, va a cambiar todo”.

“…Porque ellos se van a encargar de no permitir que no roben los gobernadores. Los gobernadores dicen: si yo no robo, porque van a robar los alcaldes; si no roban los alcaldes, no van a permitir que los funcionarios roben. Y de ahí va a venir la cadenita. Muy simple, hay que robar, todo mundo roba. No hay que robar, todo mundo va a tener que someterse a eso. Es la decisión de un solo hombre”, puntualiza.

Durante su reflexión, Evaristo Hernández, plantea que AMLO tiene más de 30 años que no cambia su discurso y—añade—que el líder moral de Morena, no sólo se lo está diciendo a los empresarios; se los está recordando—como cantaleta—a todos, que cuando él llegue a la presidencia de la República.  Todo esto va a cambiar, “vamos a acabar con la corrupción”, externa.

Admite que Tabasco es un estado enfermo—moralmente, podrido—y resalta que la fórmula para combatir estos males es que haya, en el poder, gente honesta, que estén en los cargos públicos, personas que amen, realmente a Tabasco: “Que no vengan sólo de paso a Tabasco, que seamos tabasqueños, que vivamos aquí en Tabasco, los que gobernemos nuestra tierra”.

Sentencia que no pueden seguir siendo los hijos y nietos de quienes ya gobernaron Tabasco, ni tampoco—sostiene– puede ser que  (Roberto) Madrazo, nos tenga ya al hijo  enfocado para que algún día sea gobernador del estado. Ya gobernó don Carlos Madrazo, que le tenemos una gran admiración; ya gobernó Roberto Madrazo, y ahora, Roberto Madrazo, pretende que el nieto de Don Carlos y su hijo, sea gobernador de Tabasco.

Opina: “No es posible, ya gobernó don Leandro Rovirosa Wade, y ahora tengamos al nieto enfocado queriendo ser gobernador de Tabasco. No es posible que un tío de Georgina Trujillo, fuera gobernador de Tabasco, Don Pancho Trujillo; ya su papá fue gobernador del estado (Mario Trujillo García) y ella está enfocada en ser gobernador del estado. No pueden seguir gobernando los mismos.  Ésos son los que acabaron con este estado”.

Buscando contraatacar los efectos de los políticos de pedigrí—Los Juniors del poder, los vividores del sistema—el neomorenista pone de ejemplo a los empresarios. Dice: “El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, denunció quienes son los alcaldes que están extorsionando a los constructores, y quienes son los alcaldes que les están cobrando derecho de piso; parecen delincuentes, parecen mafias los que están cobrándole a empresarios, el derecho a tener una obra en su municipio”.

Explica que el Consejo Coordinador Empresarial está tomando el papel que se debe de tomar; yo creo que es el papel que debemos de tomar todos los ciudadanos, el de la denuncia. Acusaron a los alcaldes de Macuspana, al de Jalpa de Méndez, al de Nacajuca de actos de corrupción. Eso—asegura—es el despertar del ciudadano.

Más adelante señala que son los ciudadanos los que tenemos que obligar a los gobernantes a que cambien su actitud para que de esa forma—puntualiza—cambie nuestro estado: “A mí—asevera–me encantó la declaración que hizo el presidente del CCE  al señalar al presidente municipal de Jalpa de Méndez de ser un pillo, un rata, un sinvergüenza extorsionador”.

“A mí me encantó que denuncien al presidente  municipal de Macuspana, a todos los alcaldes que están metidos en esta rapiña y que llegan sólo a enriquecerse, que no hacen nada por su municipio, que son municipios atrasados totalmente”.

Argumenta que los actuales ediles, además de no tener programas de gobierno ni idea de gobernar, sólo se han encargado de repartir migajas y, en eso se escudan para robarse el dinero, y para exigirle al constructor el 30 y hasta el 40 por ciento de lo que invertirá en la obra.

Con ese espectro político-social que se anidó en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Hernández Cruz califica a ese instituto como un “nido de pillos” y, en ese sentido, declara que en Morena es diferente. Cuando un diputado entra en contubernio con el gobierno del estado, se le somete a proceso y, prácticamente, se le echa de Morena. Ese será el estilo de gobernar de Andrés Manuel López Obrador: ¡no a la corrupción!

Sin vacilar, sataniza al alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa, a quien de plano llama “pillo y tonto” porque –indica—“ni siquiera sabe hacer las cosas”.

“A quien se le ocurre hacer una jardinera en Paseo Tabasco, que te cueste 16 millones de pesos, más el mantenimiento permanente, cuando todas las calles de la ciudad, principalmente el Centro Histórico, están hechas pedazos”.

“…Ahorita que salgas de aquí, José Luis, circula este fraccionamiento (Lidia Esther, en donde están ubicadas sus oficinas). Desde que se fundó tiene concreto hidráulico. Nunca como hoy, habían estado las calles destruidas, pero todos los ayuntamientos cuando han habilitado aquí, o todas las administraciones cuando han rehabilitado, le ponen concreto; vas a ver ahorita, los parches negros, donde le están poniendo asfalto encima del concreto.  Se ve espantoso. Mejor que lo dejen a como estaba”.

“Lo mismo están haciendo en el Centro Histórico, en la parte que debería ser la parte más bella de la ciudad, están hechas pedazos las calles, y ahí le ponen una plasta negra, que se ve espantoso; además, no te resuelve el problema. Primero te vas en el hueco, cuando hay el bache, ahora tienes que brincar el hueco, ahora tienes que brincar una pelota”.

“A este muchacho hay que buscarle el rumbo, porque sólo es puro negocio. Pidió primero 37 millones de pesos para endeudar al municipio, y acaba de pedir 140 millones de pesos más; casi 180 millones de pesos. Tiene endeudado al municipio este muchacho. ¿Y qué ha hecho? El robo descarado con la renta de los vactors, que parece que ya se olvidó; ahí se robaron más de 30 millones de pesos”.

Condena: “Es un verdadero pillo el chamaco. Ve a cualquier comunidad, José Luis, ve a cualquier colonia, y la verdad hay un abandono total. La ciudad sucia, lámparas apagadas por todos lados en las noches. Es terrible, es terrible lo que está pasando en el municipio de Centro”.

Hernández Cruz, refiere que el edil de Centro es puntero en las encuestas pero, sólo para el periódico que las publica, pero eso—denuncia—“Le debe de costar mucho dinero”.

Comenta que en la anterior elección estatal, ese mismo periódico, 8 días antes de la elección, decía que Chucho Alí, traía como 18 puntos arriba de Arturo Núñez, y ocho días después, Arturo Núñez ganó la elección de gobernador. Y fue la misma encuestadora la que aparece en ese medio de comunicación. Y es la misma, la que hoy dice que Gerardo Gaudiano, encabeza las encuestas y es el puntero.

Acepta que Gaudiano Rovirosa, está siendo “inflado” a base de  “cañonazos” millonarios y  afirma que el actual munícipe de Centro: “Está saqueando al municipio, por eso no hay obras, por eso las calles están destrozadas, por eso el agua sale espantosamente sucia, por eso se les debe a los proveedores, por eso le debe a todo mundo, porque necesita mucho dinero para andarse inflando, andar paseando por todas las comunidades y, esto, ocasiona que no resuelvan ningún problema”.

Niega que Gerardo Gaudiano, sea un político competitivo. Rechaza que sea un fuerte adversario y sí—reconoce—que es el peor de los competidores: “Es el más frágil, asegura. Y—puntualiza—ese no va a tener forma de ganar”.

A manera de preludio, EVA remacha que, en Tabasco, ya hemos aprendido a favorecer a quien gobierna bien, y a votar en contra de quien no sabe gobernar. Ya se dio un caso similar antes, cuando Andrés Granier, sí hizo un buen gobierno, pero como gobernador hizo las cosas muy mal. Pésimo gobernador.

Rememora: “Cuando vino la interna entre él y Pechel, la gente votó en favor de Andrés Granier y descalificó el gobierno del Pechel”.

“Si tú recuerdas, Andrés Granier sacó 75 mil votos en la interna para gobernador, y Pechel sacó 15 mil votos. Esa es una forma de manifestarse de la gente, a favor de quien había gobernado bien, y en contra de quien había gobernado mal”.

“Y en la elección de gobernador de Núñez y Jesús Alí, la gente se manifestó en Centro, en contra de quien ellos creían, que no había hecho bien las cosas, 52 mil votos en contra. Si hubiera ganado la capital, Jesús Alí,  hoy fuera gobernador del estado”.

Ante las ideas que fluyen a borbotones, Evaristo Hernández, sostiene que Gaudiano Rovirosa, no sólo está gobernando mal sino que su gobierno, es pésimo: “De los últimos tiempos, ha sido el peor de los alcalde”, remata.

Sus reflexiones lo llevan a la unidad del partido que hoy representa, y ancla su visión en el sentido de que ésta es real y verdadera: “Estamos conscientes, estamos seguros—indica—que la fórmula para enfrentar a quienes detentan el poder, hoy, es la unidad. Yo en lo personal voy a cooperar, siempre”.

“Podría ser”, responde cuando se le inquiere de que si hay ambiciosos vulgares en Morena y ataja: “Estamos empeñados en que sea la unidad la que marque el rumbo de lo que viene”.

Habla de la valía, ideales y espíritu de lucha de Andrés Manuel López Obrador, y asegura que, en la virtud: honestidad, emulará al dirigente nacional de Morena: “Yo siempre he cuidado mi imagen porque soy—subraya con mayúsculas—un político de manos limpias”.

Se le observa que dejó un quebranto a la hacienda pública de 157 millones de pesos, el ex munícipe, aclara, que no fue un quebranto, fue una deuda que dejamos con los proveedores.

Explica: “Yo me confié.  Platiqué con Andrés Granier, que se nos iba a dar un crédito, que se nos iba a facilitar que el Congreso, que le pedí que nos diera las facilidades para que nos aprobara un crédito, precisamente, por 170 millones de pesos, para pagar la deuda que teníamos”.

“(Andrés Granier), me dijo que sí, y luego Humberto Mayans lo convenció que no; y ya no me dieron ese dinero, y dejamos esa deuda”.

“Yo no dejé un solo centavo de deuda del municipio con bancos, porque nunca me autorizaron lo de las plantas (de agua potable). Tuvimos que empezarle a buscarle por todos lados, por eso, cuando terminamos, dejamos la deuda de 170 millones de pesos, pero no fue quebranto, fue deuda con proveedores. Pero además dejamos un pleito ganado con Hacienda, un pleito ganado de 150 millones de pesos, que con ese dinero, debió haberse pagado parte de la deuda que nosotros dejamos ahí”.

Cuando se le inquiere si se corrompió con el poder, EVA, señala: “A todo mundo se le ha acusado de todo mundo. En esos gobiernos a todo mundo se le acusó de todo mundo. Pero te voy a decir cuál era la diferencia conmigo.  Yo siempre cuestioné a Andrés Granier, y ellos buscaron cómo encarcelarme”.

“Humberto Mayans, que era el que me traía ganas, por ser irreverente con él, tenía dos despachos; no podía entrar, ni salir un papel al Órgano Superior de Fiscalización  sin que esos despachos lo revisaran. Y el que daba las instrucciones era Humberto Mayans, y él más de una vez ordenó al coordinador, al presidente del Órgano Superior de Fiscalización, que se me entablaran juicios”.

“…Lograron presentarme cinco demandas ante la Procuraduría. Cinco, donde me acusaron de todo. Nunca pudieron probar nada, José Luis. Y, bueno, el Órgano Superior de Fiscalización, a lo último, tuvo que entregarme un documento donde me deja limpio, absolutamente, de todo, donde se me absuelve de todo.  Yo no quede con un solo problema, José Luis”.

Prosigue: “Todo fue una injuria de ellos. Fueron pleitos y más pleitos. Si tú recuerdas, muchos pleitos terminaron en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde todos los pleitos se los gané”.

“Me acusaron por  el Dragón, porque creían que ahí estaba la transa, el negocio, y les probé a ellos que la maquina que compramos nosotros aquí, costó más barato que en Monterrey, Nuevo León, que costó más barato que en Querétaro, costó más barato que en Chiapas, y en todas partes fue pagada al contado, y aquí fue pagada a crédito, y costó más de 10 millones de pesos, menos que en cualquier otra parte”.

Asegura que  la insolencia de Humberto Mayans contra su persona fue porque: “Siempre me vio como un peligro para sus aspiraciones. Humberto Mayans, quería ser gobernador del estado, y siempre me vio como un peligro. Él trataba de destruirme y usaba al gobernador, Andrés Granier. Realmente, AGM, puso en sus manos el gobierno, porque le tenía demasiada confianza. Confianza en Humberto Mayans,  pero éste, lo defraudó”.

“El cariño y el aprecio que le tenía, Andrés Granier, a Humberto Mayans, siempre fue real; pero el cariño y el aprecio de Humberto Mayans,  nunca existió, ¿por qué? Porque Humberto Mayans, nunca le perdonó a Andrés Granier, que haya sido gobernador”.

Continua: “Cómo Andrés Granier, que había sido un auxiliar de él, desde niño, la figura bonita era Humberto Mayans;  y Andrés Granier, uno de los que traía ahí que le ayudaban, fue gobernador y él secretario de gobierno. Nunca le perdonó que Granier fuera el gobernador y lo que trató fue de opacar su gobierno. Trató de perjudicarlo en todo su gobierno”.

“… Por eso decía yo ayer (entrevista con Telereportaje) el que le hizo el daño a este estado fue, Humberto Mayans. El que se encargó de destruir la obra de Andrés Granier, y de pasar a destruir a Tabasco se llama, Humberto Mayans Canabal”.

Ante el enfrentamiento directo y abierto de Evaristo Hernández, con Humberto Mayans, el exprimer regidor de Centro, considera, que no hay ningún peligro de que haya un rompimiento entre él y Adán Augusto López: “Adán, sabe quién es su cuñado. Y añade: Yo estoy seguro que Adán no lo va a dejar entrar en nada. Estoy seguro que no va a permitir que se le acerque porque, también a él, lo va a destruir”, revela.

Al satanizar a Humberto Mayans, Hernández Cruz, acusa a HMC de ser el responsable de destruir a Tabasco y señala que éste,  en su afán de querer ser gobernador, está contra todo mundo, ataca a todo mundo. Llega alguien al gobierno y, por abajo, lo está torpedeando. Está yendo con sus amigos para que le den en los periódicos a sus adversarios; paga planas para afectar al gobierno que está en turno. (Esto) para que nadie brille.

Deshecha la idea de que al atacar a Mayans Canabal, le pueda costar su amistad con Adán Augusto: “Yo considero a Adán una persona inteligente, una persona madura, y que los pleitos que yo tenga con su cuñado, no tienen por qué relacionarse con él”.

Se dice confiado en su amistad y relaciones políticas con el dirigente estatal de Morena: “Yo no tengo problemas con Adán. Desde que llegué a Morena lo que he tenido de él, son atenciones”.

Y descarta,  en el futuro, alguna conspiración que dañe su carrera política. Aunque le queda un resquicio  de duda. Se observa, cuando dice: “Yo no lo creo, pero bueno, vamos a ver (que pasa) en el camino”.

A manera de despedida y para cerrar entrevista, EVA, se ufana: “Todos los días yo hago mi chamba y, sí, hay mucho, Evaristo, para adelante”.

Y remata: “Todavía les voy a dar guerra a muchos”. Vanguardia.

 

 

 

https://www.vanguardiatabasco.com/wp-content/uploads/2016/01/espacio.jpg
Comenta tu opinión

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calle: Belisario Domínguez No. 423, Col: Gil y Sáenz. Código Postal No. 86080 Tel: 315 49 96 Cel: 044 99 31 60 93 56 Correo: VANGUARDIA_JLCM@HOTMAIL.COM

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a esta página y recibir notificaciones de las actualizaciones.

Únete a otros 7 suscriptores

Todos los derechos reservados © 2016. Semanario Vanguardia Tabasco

Arriba